Dentro del marco de la Comunidad Europea se desarrolló un marco general para el etiquetaje de los alimentos y la información alimentaria destinado a armonizar las legislaciones de etiquetado de todos los países miembros. El objetivo era cumplir con una de las máximas europeas: el libre comercio. Las diferentes leyes de los países impedían una óptima circulación de los productos dentro del mismo mercado europeo puesto que cada país se regía por unas leyes propias. De esta manera, el Reglamento 1169/2011 sentó las bases para un etiquetado común dentro de la Comunidad Europea.

Imagen extraída de El País "Ocho cambios en las etiquetas de los que compramos en el supermercado"

Imagen extraída de El País “Ocho cambios en las etiquetas de los que compramos en el supermercado”

La formulación de este Reglamento en materia de etiquetaje está orientada a la protección del consumidor, permitiendo un mayor conocimiento sobre aquello que come. De esta manera, se derivan obligaciones que los operarios de empresa alimentaria (entendida como cualquier empresa del sector de la alimentación) deben cumplir. Una de las primeras máximas del Reglamento es que ninguna de la información incorporada debe ser fraudulenta o llevar a la confusión y/o engaño del consumidor. Cualquier consumidor, además, está en su derecho de señalar y comunicar errores malintencionados a la autoridad competente en esta materia (los gobiernos autonómicos y, a nivel nacional, la AECOSAN).

Información alimentaria obligatoria

La información que obliga a incluir este Reglamento es la siguiente:

  • La información sobre la razón social, es decir, el nombre y dirección de la empresa comercializadora;
  • La denominación del alimento;
  • Los ingredientes que componen el alimento, señalando los ingredientes alérgenos de manera distintiva;
  • La cantidad de producto;
  • Los valores nutricionales;
  • La vida útil, expresada como caducidad o consumo preferente;
  • Condiciones de conservación del alimento;
  • El modo de empleo cuando este no sea obvio;
  • En bebidas, el grado alcohólico cuando este sea superior a 1,2%;
  • País de origen.

Estos son de manera genérica los aspectos a incluir en el etiquetaje. Sin embargo, el Reglamento desarrolla cada uno de los anteriores puntos encontrando excepciones a su inclusión, así como otras especificaciones. Por ejemplo, la mención de los ingredientes debe ser siempre en orden decreciente, es decir, empezar con el que mayor peso tenga en la formulación hasta acabar con el minoritario. En el caso de ingredientes compuestos por otros estos podrán incluirse tras el ingrediente entre paréntesis siguiendo el mismo criterio anterior o bien mencionarse como ingredientes en la lista completa también con el mismo criterio. Aquellos alimentos en los que su denominación haga referencia a un ingrediente o en su envase se incluya la imagen de uno de estos, se incluirá tras el ingrediente el porcentaje que supone de la formulación. El país de origen, a su vez, se incluirá cuando su omisión induzca a error, cuando la procedencia de un ingrediente sea diferente a la del principal.

En el caso de los demás requerimientos, se pueden desarrollar muchos más criterios y excepciones por lo que es indispensable informarse bien sobre el Reglamento. Sin embargo, cabe destacar que el 1169/2011 se aplica sin perjuicio de demás disposiciones relativas al etiquetado. Es decir, los requerimientos pueden verse ampliados en según qué tipo de alimentos acorde con las legislaciones específicas para estos. Por ejemplo, según lo desarrollado en el 853/2004, todo producto animal debe incluir la marca oval, que no es más que el Registro sanitario de la empresa precedido dela nomenclatura del país (ES para España) y las siglas CE (Comunidad Europea).

En conclusión, el etiquetaje de los alimentos conlleva una gran búsqueda legislativa, no en un único Reglamento, si no en diversos. Por esta razón suele ser difícil de gestionar para el operario alimentario sin conocimientos técnicos sobre este campo.

670297330 (Riesgos laborales) 661761905 (Food)   comercial@proacciona.es