BLOG

¿Qué es Nustriscore y por qué existe tanta Polémica?

Seguramente hayas oído hablar Nutriscore, un nuevo método de etiquetado de alimentos que se aprobó el año pasado y trajo mucha polémica ¿Por qué? Te lo explico en este artículo. Aprende a leer este semáforo nutricional y entiende el significado de sus colores a la perfección para decidir si quieres o no consumir ciertos productos.

¿Qué es Nutriscore?

El Ministerio de Sanidad implantó este sistema de etiquetado para ayudar a los consumidores a identificar fácilmente si un producto era más o menos saludable. Seguro que lo habrás visto en los envases alimentarios: se trata de un semáforo con 5 colores (del verde al rojo) y 5 letras (de la A a la E). La A indica que el producto es más saludable y, cuanto más cercano a la E, menos saludable es.

Con este método, los consumidores pueden comparar la calidad nutricional de alimentos de la misma familia, de distinta familia y de un mismo alimento de marcas distintas. Sin embargo, este método puede provocar confusiones en los consumidores.

Productos difíciles de analizar con Nutriscore

Por ejemplo, si un refresco de Cola está clasificado con la letra B y el aceite de oliva, con la C, esto no quiere decir que el primero sea más saludable que el segundo. Significa que este refresco es más sano que otro de la misma familia.

Otro ejemplo son los churros, que se clasifican con la letra B. Sin embargo, no se tiene en cuenta que hay que freírlos antes de consumirlos y este factor altera la valoración. Lo mismo ocurre con las patatas preparadas para freír.

Finalmente, los yogures con sabor a fruta azucarados y algunos cereales infantiles también con azúcar, obtienen muy buena valoración con la letra B.

como se clasifican los huevos

Polémicas del etiquetado Nutriscore

El aceite de oliva obtuvo mala nota en Nutriscore y salió del sistema

¿Te has fijado que el aceite de oliva ya no lleva el semáforo de Nutriscore? Esta decisión de retirarlo se produjo por la gran polémica que hubo al obtener este una nota C. Para evitar la caída de las ventas, se decidió eliminar el etiquetado de este alimento. Sin embargo, se explicó que la C era la mejor clasificación posible para una grasa añadida que ningún otro aceite tiene una mejor categoría.

Los embutidos, el queso y el jamón ibérico también puntuaron mal en el semáforo

El sector de los embutidos y del queso también levantó una polémica con Nutriscore, ya que sus productos puntuaron con letras de la D a la E. Se trata alimentos procesados con alto contenido en sal y grasas que, como las carnes procesadas, se deben consumir en pequeñas cantidades. Por lo tanto, nutricionistas defienden que la puntuación que se les da en el semáforo es coherente.

Aunque aún forman parte del sistema, los sectores del queso y de los embutidos se unieron para pedir salir del etiquetado Nutriscore, como hizo el aceite de oliva

Nutriscore como un ataque a la dieta mediterránea

Por las dos polémicas anteriormente mencionadas, se acusó a Nutriscore de atacar a la dieta mediterránea. La respuesta a esta acusación fue que la dieta mediterránea se caracteriza por un bajo consumo de carne, embutidos y productos grasos. En cambio, se basa más en el consumo de verduras, frutas, legumbres y cereales.

¿Cómo se calcula el Nustriscore?

Según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietéticas, el algoritmo no tiene en cuenta la frecuencia con la cual se consume el alimento. Tampoco se basa en la realidad nutricional de la sociedad ni en la dieta mediterránea.

Además, aseguran que no consideran el grado de procesamiento ni la calidad ni procedencia de los alimentos. Tampoco, la diferencia entre calidad y cantidad de las grasas presentes, el valor esencial de los minerales y vitaminas y otros compuestos bioactivos imprescindibles para una buena nutrición.

Finalmente, explican que tampoco se valora la cantidad de los nutrientes en su conjunto, sino de los ingredientes por separado. A partir de las solicitudes que operadores alimentarios y asociaciones envíen a la AESAN, un comité de miembros de siete países europeos y un comité científico podrían valorar hacer cambios en el etiquetado.

En Proacciona somos expertos en seguridad alimentaria, y llevamos más de 15 años ayudando a empresas de este sector para certificarse en BRC, IFS y FSSC 22000. Además, con nuestra app homologada Total Food Control podrás llevar el control de la trazabilidad de tus productos para garantizar la seguridad alimentaria. Rellena nuestro formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?