Eso concluye un un estudio publicado en la revista ‘Journal of Hospital Infection’. Tres de las cuatro formulaciones testadas inactivaron completamente el virus en los 15 segundos posteriores al contacto.