El desperdicio alimentario supone la pérdida de 2.629 kg de alimentos anuales, lo que equivale a tirar 8.044 € a la basura. Te enseñamos qué buenas prácticas puedes implantar para reducirlo.