Información alimentaria en el etiquetaje de alimentos

Información alimentaria en el etiquetaje de alimentos

ETIQUETAJE

INFORMACIÓN ALIMENTARIA EN EL ENVASE

¿Te gusta nuestro contenido?
Síguenos en nuestras redes sociales

Un correcto etiquetaje de los envases con toda la información alimentaria de un producto es de obligado cumplimiento en la Comunidad Europea. Conocer todos los Reglamentos y excepciones que puedan afectar a tus productos en cuanto a etiquetaje es complejo. A continuación te contamos las obligaciones principales así como las excepciones más destacadas.

¿Prefieres que uno de nuestros técnicos en seguridad alimentaria te ayude personalmente? Rellena el formulario que encontrarás al final de esta entrada.

Reglamento 1169/2011

En 2011 dentro del ámbito de la Comunidad Europea se desarrolló un marco general para el etiquetaje de los alimentos y la información alimentaria destinado a armonizar las legislaciones de etiquetado de todos los países miembros. El objetivo era cumplir con una de las máximas europeas: el libre comercio. Las diferentes leyes de los países impedían una óptima circulación de los productos dentro del mismo mercado europeo, puesto que cada país se regía por unas leyes propias. De esta manera, el Reglamento 1169/2011 sentó las bases para un etiquetado común dentro de la Comunidad Europea.

La formulación de este Reglamento en materia de etiquetaje está orientada a la protección del consumidor, permitiendo un mayor conocimiento sobre aquello que come. De esta manera, se derivan obligaciones que los operarios de empresa alimentaria (entendida como cualquier empresa del sector de la alimentación) deben cumplir.

Una de las primeras máximas del Reglamento es que ninguna de la información incorporada debe ser fraudulenta o llevar a la confusión y/o engaño del consumidor. Cualquier consumidor, además, está en su derecho de señalar y comunicar errores malintencionados a la autoridad competente en esta materia (los gobiernos autonómicos y, a nivel nacional, la AECOSAN).

Información alimentaria obligatoria

La información que obliga a incluir este Reglamento es la siguiente:

  • La información sobre la razón social, es decir, el nombre y dirección de la empresa comercializadora;
  • La denominación del alimento;
  • Los ingredientes que componen el alimento, señalando los ingredientes alérgenos de manera distintiva;
  • La cantidad de producto;
  • Los valores nutricionales;
  • La vida útil, expresada como caducidad o consumo preferente;
  • Condiciones de conservación del alimento;
  • El modo de empleo cuando este no sea obvio;
  • En bebidas, el grado alcohólico cuando este sea superior a 1,2%;
  • País de origen.

Especificaciones

Estos son de manera genérica los aspectos a incluir en el etiquetaje. Sin embargo, el Reglamento desarrolla cada uno de los anteriores puntos encontrando excepciones a su inclusión, así como otras especificaciones.

  • Por ejemplo, la mención de los ingredientes debe ser siempre en orden decreciente, es decir, empezar con el que mayor peso tenga en la formulación hasta acabar con el minoritario.
  • En el caso de ingredientes compuestos por otros estos podrán incluirse tras el ingrediente entre paréntesis siguiendo el mismo criterio anterior o bien mencionarse como ingredientes en la lista completa también con el mismo criterio.
  • Aquellos alimentos en los que su denominación haga referencia a un ingrediente o en su envase se incluya la imagen de uno de estos, se incluirá tras el ingrediente el porcentaje que supone de la formulación.
  • El país de origen, a su vez, se incluirá cuando su omisión induzca a error, por ejemplo cuando la procedencia de un ingrediente sea diferente a la del principal.

En el caso de los demás requerimientos, se pueden desarrollar muchos más criterios y excepciones por lo que es indispensable informarse bien sobre el Reglamento. Sin embargo, cabe destacar que el 1169/2011 se aplica sin perjuicio de demás disposiciones relativas al etiquetado. Es decir, los requerimientos pueden verse ampliados en según qué tipo de alimentos acorde con las legislaciones específicas para estos.

Por ejemplo, según lo desarrollado en el 853/2004, todo producto animal debe incluir la marca oval, que no es más que el Registro sanitario de la empresa precedido de la nomenclatura del país (ES para España) y las siglas CE (Comunidad Europea).

CURSOS

El etiquetaje de los alimentos conlleva un gran conocimiento legislativo, no de un único Reglamento, sino de diversos. Por esta razón suele ser difícil de gestionar para el operario alimentario sin conocimientos técnicos sobre este campo.

En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años en el sector. Ofrecemos un amplio abanico de servicios en el ámbito de la seguridad alimentaria entre ellos cursos orientados a un correcto etiquetaje de productos alimentarios.

Estamos totalmente comprometidos con la calidad e inocuidad alimentaria y planteamos soluciones para las pymes que se basan en visitas periódicas a las instalaciones de la empresa, así como seguimiento en línea y apoyo en el día a día. Nos caracterizamos por ofrecer un asesoramiento continuo y de calidad, poniéndonos en la piel del fabricante desde el primer momento. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

¿Te ayudamos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

    condiciones legales

    política de privacidad


    APPCC: ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

    APPCC: ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

    PLAN APPCC

    ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

    ¿Te gusta nuestro contenido?
    Síguenos en nuestras redes sociales

    Seguro que has oído hablar muchas veces del plan APPCC, que significa Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos. Quizás, ya dispones del sistema, pues es obligatorio para la industria alimentaria y la de envases que van a estar en contacto directo con alimentos. Tanto si lo tienes, como si estás pensando en implantar APPCC, seguro que te preguntas cómo este puede garantizar la seguridad alimentaria de tu empresa del sector agroalimentario. Continúa leyendo, porque te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el APPCC.

    ¿Qué es el plan APPCC?

    El APPCC permite asegurar la inocuidad de los alimentos, o lo que es lo mismo, la seguridad alimentaria. Se trata de una herramienta indispensable para mantener la seguridad del producto tal y como decreta la ley de la Comunidad Europea. El sistema APPCC se basa en la prevención y en corregir los fallos cuando estos se detectan.

    ¿Por qué debo implantar el plan APPCC?

    ¡Muy fácil! Porque es obligatorio para la industria alimentaria, salvo si tu empresa es un establecimiento del sector de la restauración. Además…

    • Porque garantizar la seguridad alimentaria es tu deber con tus clientes y consumidores. Tu empresa debe tener establecidas prácticas higiénicas, condiciones ambientales y operativas que abarquen todo el proceso productivo.
    • Porque es de obligado cumplimiento según la normativa europea. Los inspectores de sanidad te lo exigirán durante una inspección sanitaria. ¿Sabías que desde Proacciona contactamos con los inspectores y adaptamos la documentación del plan APPCC a las exigencias?
    • Porque ¡te ahorrará costes! El APPCC te permite tener todo el proceso bajo control: controlar el stock, los almacenes… Y, ¡muy importante! Llevar el control de la trazabilidad. En caso de tener que hacer una retirada de producto ante una alerta alimentaria, podrás hacerlo de forma rápida y eficaz, ahorrándote dinero y tiempo.
    • Porque es un requisito básico si quieres solicitar el registro sanitario.

    ¿De dónde proviene el APPCC? ¡Curiosidad!

    Este sistema de seguridad alimentaria nació en la NASA que, junto con la Compañía Pillsbury, creó un sistema capaz de detectar posibles fallos en cada una de las fases de sus operaciones y un conjunto de medidas con el objetivo de prevenirlos y corregirlos. El APPCC se adaptó y evolucionó sustituyendo a los antiguos modelos que aseguraban la seguridad alimentaria y que se basaban únicamente en analizar el producto final, de manera que la seguridad no siempre se garantizaba efectivamente. Sin embargo, el nuevo sistema permitió un enfoque en las fases o procesos de fabricación y manipulación más que en el producto final.

    ¿Qué son los Puntos Críticos de Control?

    El sistema de APPCC analiza los peligros en cada fase de la cadena de producción según su probabilidad y su gravedad pudiendo llevar a su determinación como Puntos Críticos de Control (PPC), siguiendo unos criterios conceptuales que se denominan árboles de decisiones. Estos son fases dentro del sistema de producción que se consideran indispensables para prevenir la aparición de un peligro y asegurar la seguridad del producto. Estas fases requieren una monitorización o sistema de vigilancia, es decir, unas medidas para comprobar que la fase se encuentra bajo control. Para ello se deben determinar unos parámetros fácilmente cuantificables y fiables que tengan una relación directa con el peligro. Por ejemplo, en los procesos de elaboración de conservas como el atún se considera PCC la fase de esterilización, una fase térmica destinada a eliminar los microorganismos del alimento. En esta caso el límite crítico sería la temperatura a la que llega el producto y el tiempo de este tratamiento, lo cual son ejemplos de parámetros fácilmente controlables y analizables. Los límites implicarán también un sistema de corrección que permita subsanar los errores en la fase cuando esta se salga de los límites, que siguiendo el caso anterior del atún, podría ser volver a pasar las latas por la fase de esterilización.

    ¿Qué son los Puntos de Control?

    Los PC o Puntos de Control, a diferencia de los anteriores, no implican un peligro para la seguridad alimentaria, pero sí son importantes para controlar la fase. Por ejemplo: la fase de cierre de unas bolsas de productos de bollería. El hecho de estar abiertas o presentar defectos supone un problema de calidad del producto por entradas de aire, así como por temas visuales. También para estos se establecen sistemas de vigilancia y de corrección.

    La determinación de los Puntos de Críticos de Control y los Puntos de Control debe realizarse con la ayuda de un técnico especializado en alimentación. Su determinación y las medidas que implican requieren de formación específica para evitar que se cometan errores conceptuales en el proceso.

    ¿Cómo puedo implantar un sistema APPCC?

    Realizar e implantar el plan requiere de unos conocimientos indispensables, por lo que se necesita personal especializado para su diseño, implantación y seguimiento. Este personal puede formar parte de la plantilla de la empresa alimentaria o bien se puede relegar esta misión a personal externo.

    En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, contamos con un equipo de técnicos especialistas en sistemas APPCC que pueden asesorarte y formarte. Para el correcto funcionamiento del sistema, el personal ha de ser consciente de su importancia y necesita formación adecuada a sus funciones dentro del sistema de producción. Deben conocer detalladamente su proceso y los riesgos que conlleva, así como la manera adecuada de controlarlos y actuar cuando se detectan fallos.

    La complejidad de su implantación y adaptación al esquema de empresas pequeñas y al sector de la hostelería hacen necesarias nuevas herramientas, como aplicaciones informáticas, que faciliten el control y la recolección de datos. En Proacciona, podemos ofrecerte diversas soluciones adaptadas a tu empresa, su tamaño y tu sector.

    Los 7 principios para implantar APPCC

    Se establecen 7 principios para implantar un plan APPCC:

    • Analizar los peligros;
    • Determinar los PCC;
    • Establecer límites críticos;
    • Establecer sistemas de vigilancia para los PCC;
    • Establecer medidas correctivas para cuando se detecten desviaciones en el sistema de vigilancia;
    • Establecer procedimientos de comprobación del funcionamiento del sistema;
    • Establecer un sistema documental para el sistema.

    Ventajas de implantar APPCC

    Aunque implantar el plan es obligado, ¡te contamos de qué ventajas te beneficiarás una vez lo hayas hecho!

    • Garantiza la inocuidad y la seguridad de los alimentos.
    • Garantiza que tu empresa cumple con la legislación vigente.
    • Permite tener bajo control todas y cada una de las fases de la cadena alimentaria y controlar aquellos aspectos que puedan alterar la higiene de los alimentos
    • Proporciona un sistema de autocontrol documentado.
    • Facilita la supervisión del sistema por parte de las autoridades competentes, es decir, por los inspectores de sanidad.

    En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años implantando APPCC y adaptándolo a la realidad concreta de cada obrador. Planificamos visitas y verificaciones internas para hacer un correcto seguimiento del plan APPCC y asegurarnos de que cumple con la normativa legal. Estamos al lado de las empresas en todo momento, para asesorarlas en aspectos legales y normativos, proponer mejoras y cambios, actualizar documentos, resolver problemas prácticos o no conformidades derivadas de actas oficiales. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

    ¿Te ayudamos?

    Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

      condiciones legales

      política de privacidad