Cuándo proceder a una retirada de producto

Cuándo proceder a una retirada de producto

Alerta alimentaria

Cuándo proceder a una retirada de producto

¿Te gusta nuestro contenido?
Síguenos en nuestras redes sociales

Las alertas alimentarias aumentaron en 2019 por sexto año consecutivo según el informe anual del Sistema de Alerta Rápido para alimentos y pienso de la UE (RASFF) publicado a finales de 2020. Este informe señalaba que durante 2019 se notificaron 1.175 alertas alimentarias en la Unión Europea, y que, en comparación con 2018, se detectó un incremento del 5% de notificaciones de alerta por riesgos graves para la salud.

Aunque 2019 parece ya lejano, la continua notificación de alertas alimentarias no ha cesado. La última alerta informada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) se produzco hace tan solo una semana, cuando se detectó que un establecimiento cerrado temporalmente por las autoridades sanitarias, debido a deficientes condiciones higiénico-sanitarias, seguía elaborando y comercializando productos de bollería y pastelería. Por otro lado, un brote de salmonelosis presente en toda Europa que empezó en 2020, ha afectado recientemente al Reino Unido, con al menos un fallecido y diversos hospitalizados tras comer nuggets de pollo procedentes de Polonia. 

Los explotadores económicos de empresas alimentarias tienen como objetivo, y obligación legal, poner en el mercado productos seguros que cumplan los requisitos legales. Por eso, estar preparado para proceder a una retirada de producto, en caso de que se produzca un error y el producto no cumpla con dichos requisitos de seguridad, es imprescindible. Te explicamos todo lo que debes saber.

Obligaciones de las empresas alimentarias 

De acuerdo con la sección 4 del capítulo II del Reglamento 178/2002 del Parla­mento Europeo y del Consejo de 28 de enero de 2002, si un explotador de empresa alimentaria considera o tiene motivos para pensar que algu­no de los alimentos que está bajo su responsabilidad no cumple con los requisitos de seguridad de los alimentos, debe proceder inmediatamente a su retirada y recuperación del mercado, así como informar de forma efectiva y precisa a las autoridades competentes y a los consumidores de las razones de esta retirada.

La información facilitada a las autoridades competentes es un elemento importante para la vigilancia del mercado, ya que permite a las autoridades supervisar si estos han tomado las medidas apropiadas para abordar los riesgos planteados por un alimento comercializado y, en caso necesario, ordenar o adoptar medidas adicionales para evitarlos.

Otros agentes responsables

En el caso de empresas de venta al por menor o distribución, en las que su actividad no afecta al envasado, etiquetado, inocuidad o a la integridad del alimento, son igualmen­te responsables, dentro de los límites de las actividades que llevan a cabo, de:

  • Retirar los productos que no se ajustan a los requisitos de seguridad.
  • Facilitar la información pertinente para su trazabilidad
  • Cooperar en las medidas que adopten los productores, los transformadores, los fabri­cantes o las autoridades competentes.

Por ejemplo, en caso de que un productor proceda a la retirada o a la recuperación de un ali­mento del cual es responsable, también deberán participar en estas medidas, siempre que sea necesario, el distribuidor o el minorista.

¿Qué se entiende por retirada de producto?

Según la directiva de la Comisión Europea se entiende por “retirada” toda medida destinada a impedir la distribución y la exposi­ción de un producto peligroso así como su oferta al consumidor. En este sentido, en el artículo 19 de este Reglamento, se destacan tres premisas:

  • La retirada del mercado puede tener lugar en cualquier etapa de la cadena alimen­taria, no solo en el momento de la entrega al consumidor final
  • La obligación de notificar una retirada a las autoridades competentes es conse­cuencia de la obligación de retirada
  • La obligación de proceder a la retirada del mercado se aplica siempre que se cum­plan los dos criterios acumulativos siguientes:

Primer criterio

Un alimento seguro es aquel que cumple con las disposiciones comunitarias (o, en su ausencia, las disposiciones nacionales) específicas que regulan su inocuidad. En consecuencia, el explotador deberá proceder a la retirada cuando considere que el alimento en cuestión no se ajusta a los requisitos de seguridad, es decir, cuando sea nocivo para la salud o cuando no sea apto para el consumo humano. A la hora de determinar si un alimento es seguro o no, deben tenerse en cuenta las condiciones normales de uso del alimento por los consumidores y en cada fase de la producción, la transformación, la distribución, y la información ofrecida al consumidor.

En relación con los requisitos de seguridad alimentaria, hay que considerar dos tipos de casos:

A. El alimento no cumple las disposiciones comunitarias (o nacionales) específicas que regulan su seguridad

B. El alimento cumple las disposiciones comunitarias (o, en su ausencia, nacionales) específicas que regulan su seguridad, pero hay razones para pensar que no es seguro.

Si un explotador considera o tiene motivos para pensar que un alimento no es seguro, pese a ser conforme con las disposiciones comunitarias (o, en su ausencia, nacionales) específicas que rigen su seguridad, también deberá proceder a su retirada del mercado. Esto podría suceder como consecuencia, por ejemplo, de una contaminación accidental (o intencional) no prevista.

También entraría dentro de esta categoría, la presencia en un alimento de un material extraño potencialmente nocivo (por ejemplo vidrio o metal), o cuando se disponga de una nueva información científica sobre una sustancia autorizada en la legislación.

Segundo criterio

Para proceder a una retirada de producto, dicho alimento ha de haber sido comercializado, y por lo tanto, ya no estar sometido al control inmediato del explotador inicial.

Por ello, las obligaciones impuestas en el artículo 19, no son aplicables cuando exista la posibilidad de que los explotadores de empresas alimentarias pongan remedio al incumplimiento por sus propios medios, sin necesidad de pedir la colaboración de otros explotadores.

Notificación de la retirada

Cuando un explotador de una empresa alimentaria proceda a la retirada de un alimento deberá notificar de esta retirada a las autoridades competentes, que se encargarán, en su caso, de poner en marcha el sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF).

Así mismo, también deberá informar a los consumidores de la retirada, y las razones de esta medida.

Recuperación de los productos

El artículo 19, apartado 3, no impone sistemáticamente la retirada del alimento, sino que prevé que se informe inmediatamente a las autoridades competentes de un riesgo potencial y de las medidas adoptadas para prevenirlo. Por ello, la recuperación de los productos solo se hace necesaria cuando otras medidas no bastan para alcanzar un elevado nivel de protección de la salud del consumidor.

En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria de Barcelona, somos expertos en garantizar la calidad y la inocuidad alimentaria. Llevamos más de 15 años trabajando en seguridad alimentaria, y somos expertos en implantar el plan APPCC que garantizará que tu empresa del sector de la alimentación dispone de un buen sistema de trazabilidad para controlar los alimentos desde su origen hasta la llegada al consumidor final. Un control de la trazabilidad te permitirá ahorrar costes y actuar rápido ante una posible alerta alimentaria. ¿Te ayudamos? Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo. 

¿Te ayudamos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

    condiciones legales

    política de privacidad


    Herramientas para controlar los alérgenos en cocina

    Herramientas para controlar los alérgenos en cocina

    Gestión de alérgenos en cocina

    Plan de Control de Alérgenos

    ¿Te gusta nuestro contenido?
    Síguenos en nuestras redes sociales

    El control de alérgenos es un proceso fundamental en cualquier cocina, ya que las alergias alimentarias pueden afectar gravemente a la salud de los clientes. Desde la entrada en vigor del Reglamento 1169/2011 y el Real Decreto 126/2015, las empresas de hostelería tienen la responsabilidad de implantar herramientas para la gestión de alérgenos basadas en los principios del Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC) o en Guías de Prácticas Correctas de Higiene (GPCH) en las que se incorporen los procedimientos de prevención de alérgenos.

    Implantación de un Plan de Control de Alérgenos

    La implantación de un Plan de Control de Alérgenos tiene como parte fundamental la identificación de los alérgenos en cada uno de los platos y su disposición en la carta adaptándose a los continuos cambios. Por ello, es necesario disponer de una herramienta que nos permita realizar los cambios en la carta o los proveedores de forma fácil, ágil y automática.

    Puntos de un Plan de Control de Alérgenos

    • Proveedores y fichas técnicas de productos

    Es necesario disponer de un listado de compra. Así mismo, en el momento de la recepción de material se deberá exigir la garantía de ausencia de alérgenos no declarados, y comprobar el etiquetado de los productos y su correcto embalaje. Esta información debe registrarse correctamente, debiendo ser fácilmente accesible en todo momento.

    • Recepción y almacenaje de materias primas

    Los productos para personas alérgicas deberán identificarse y mantenerse en envases limpios y cerrados separados para evitar posibles contaminaciones cruzadas. También es necesario documentar los procedimientos de limpieza en caso de derrame o de recipientes dañados.

    • Planificación de los menús

    A la hora de diseñar menús específicos para personas alérgicas, habrá que disponer de una ficha actualizada de cada plato en la que se detallen todos los ingredientes usados, resaltando específicamente aquellos que se reconocen como alérgenos. El listado completo de recetas, con fecha de la última revisión, debe ser de fácil acceso para el servicio de comidas. 

    • Preparación de las comidas

    Es fundamental establecer un orden para elaborar los menús y extremar las medidas de higiene, siendo lo más recomendable preparar primero las comidas destinadas a personas alérgicas para minimizar el riesgo de contaminación cruzada.

    • Sistemas de limpieza húmeda

    Son preferibles porque se llevan consigo los restos de alimento y no dejan trazas. Se deberá empezar por la zona de elaboración de alimentos sin alérgenos, disponiendo de equipos de limpieza exclusivos para estas áreas.

    Finalmente, es recomendable realizar periódicamente pruebas de validación de presencia de alérgenos, tanto después de la limpieza como en los propios platos.

    Herramientas para la gestión de alérgenos

    Dentro de todas estas rutinas de gestión de alérgenos es fundamental contar con herramientas que ayuden a cumplir con todos los requisitos sanitarios y, a la vez, permitan dar a los clientes la información que necesitan de cada uno de los productos y sus alérgenos. Estas herramientas deben garantizar la trazabilidad de todos los ingredientes, desde el pedido hasta el servicio, para garantizar que llegan a sus destinatarios sin errores que pueden resultar fatales.

    La mejor forma de implantar un sistema de gestión de alérgenos es hacer los controles exigidos por ley. Con nuestra app homologada podrás registrar los controles APPCC de forma digital desde cualquier dispositivo, y hacer un seguimiento de todos los requisitos necesarios en la cocina (recepción de pedidos, planificación de limpiezas, mantenimientos, controles…). De esta forma, eliminarás el papeleo, y agilizarás la gestión de la seguridad alimentaria para evitar cualquier error en materia de alérgenos.

     

    En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años ayudando a empresas como la tuya a gestionar y declarar los alérgenos que puedan contener sus productos. Ofrecemos un amplio abanico de servicios, desde cursos de formación online  acreditados, hasta implantación del plan APPCC y certificaciones internacionales de alto nivel como IFS y BRC, que acreditarán tu compromiso en materia de  seguridad alimentaria. Estamos al lado de las empresas en todo momento, para asesorarlas en aspectos legales y normativos, proponer mejoras y cambios, actualizar documentos, y resolver problemas prácticos o no conformidades derivadas de actas oficiales. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

    ¿Te ayudamos?

    Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

      condiciones legales

      política de privacidad


      Aplicaciones de la blockchain en la industria alimentaria

      Aplicaciones de la blockchain en la industria alimentaria

      INDUSTRIA ALIMENTARIA

      Aplicaciones Blockchain

      ¿Te gusta nuestro contenido?
      Síguenos en nuestras redes sociales

      La tecnología blockchain puede aportar un gran valor en la mejora de procesos en la industria alimentaria en cuanto a trazabilidad y automatización. Así mismo, su adopción es relativamente sencilla, con lo que ofrece un retorno a corto plazo de la inversión. 

      En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, contamos con más de 15 años de experiencia en el sector, ayudando a empresas como la tuya a controlar la trazabilidad de sus productos mediante la digitalización de sus procesos y sistemas de control. ¿Te ayudamos? Rellena el formulario que encontrarás al final de la página y nos pondremos en contacto contigo.

       

      Aplicaciones Blockchain Industria Alimentaria

      ¿Te ayudamos?

      Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

        condiciones legales

        política de privacidad


        10 tendencias que marcarán la industria alimentaria este 2021

        10 tendencias que marcarán la industria alimentaria este 2021

        LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

        10 tendencias que marcarán
        la industria alimentaria este 2021

        ¿Te gusta nuestro contenido?
        Síguenos en nuestras redes sociales

        Hace unas semanas la consultora Innova Market Insights publicaba los resultados de su estudio anual de tendencias en el sector de la alimentación y bebidas para el 2021. Este análisis revela cómo ha evolucionado esta industria a raíz de los cambios de hábitos de compra y alimentación generados por la COVID-19.

        Estar al tanto de las tendencias es imprescindible para adaptarse a las demandas de los consumidores y mantenerse a la vanguardia. Estas son las que se prevé que marcaran el 2021:

        1. Transparencia

        3 de cada 5 consumidores están interesados en saber más sobre el origen de los alimentos que consumen, por eso es importante que el etiquetaje de los productos alimentarios contenga toda la información en cuanto a ingredientes, caducidad, alérgenos y origen.

        2. Productos a base de vegetales

        La demanda de productos elaborados a partir de plantas será una tendencia que seguirá creciendo este 2021, siendo cada vez más global.

        3. Productos a medida

        Para el 64% de los consumidores, la personalización de la nutrición es un valor añadido que consideran importante, y debe tener en cuenta sus necesidades nutricionales, su estilo de vida y su constitución física.

        4. Entrega a domicilio

        Con la pandemia, cada vez son más los consumidores que apuestan por comprar alimentos online. Por eso, tener presencia online y contar con un sistema de venta y distribución a través de Internet es cada vez más importante.

        5. Productos que refuerzan el sistema inmunitario

        Con la amenaza sanitaria de la COVID, 3 de cada 5 consumidores han aumentado el consumo de productos que son beneficiosos para el sistema inmunitario. Así mismo, también ha crecido el interés por productos elaborados con ingredientes de procedencia botánica.

        6. La importancia de la ciencia

        4 de cada 5 consumidores creen que la ciencia es clave para mejorar la alimentación, puesto que, gracias a la tecnología, pueden desarrollarse nuevos productos.

        7. El estado de ánimo

        A raíz de la crisis sanitaria, la salud mental se ha convertido en una prioridad para muchos. Debido a las limitaciones impuestas por la pandemia, el consumo de alimentos ha pasado a ser clave para mantener un buen estado de ánimo, lo que supone una oportunidad para la industria alimentaria.

        8. Nuevas experiencias

        El 60% de los consumidores quiere probar nuevos sabores, aromas y texturas.

        9. Productos con toques exóticos

        Con la pandemia, los consumidores quieren probar productos nuevos, exóticos, que les trasladen a otro lugar.

        10. Influencers

        Los consumidores buscan inspiración a través de la televisión, de libros de cocina, pero también de las redes sociales. Aun así, 2 de cada 5 creen que los influencers no son honestos sobre los productos que publicitan a través de sus perfiles.

        En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria de Barcelona, estamos comprometidos con la calidad y la inocuidad de los alimentos. Nuestro equipo técnico, con más de 15 años de experiencia, te asesorará y te ayudará a sacar el máximo partido a tu empresa del sector de la alimentación para que puedas ofrecer lo mejor de ti a tus clientes y reducir costes. Somos expertos en la implantación del plan APPCC, y lo adaptamos a la realidad de cada empresa, haciendo un seguimiento continuo para garantizar al 100% la seguridad alimentaria. También, certificamos en las normas líder en seguridad de los alimentos: IFS, BRC y FSSC 22000.

        ¿Te ayudamos?

        Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

          condiciones legales

          política de privacidad


          APPCC: ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

          APPCC: ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

          PLAN APPCC

          ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

          ¿Te gusta nuestro contenido?
          Síguenos en nuestras redes sociales

          Seguro que has oído hablar muchas veces del plan APPCC, que significa Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos. Quizás, ya dispones del sistema, pues es obligatorio para la industria alimentaria y la de envases que van a estar en contacto directo con alimentos. Tanto si lo tienes, como si estás pensando en implantar APPCC, seguro que te preguntas cómo este puede garantizar la seguridad alimentaria de tu empresa del sector agroalimentario. Continúa leyendo, porque te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el APPCC.

          ¿Qué es el plan APPCC?

          El APPCC permite asegurar la inocuidad de los alimentos, o lo que es lo mismo, la seguridad alimentaria. Se trata de una herramienta indispensable para mantener la seguridad del producto tal y como decreta la ley de la Comunidad Europea. El sistema APPCC se basa en la prevención y en corregir los fallos cuando estos se detectan.

          ¿Por qué debo implantar el plan APPCC?

          ¡Muy fácil! Porque es obligatorio para la industria alimentaria, salvo si tu empresa es un establecimiento del sector de la restauración. Además…

          • Porque garantizar la seguridad alimentaria es tu deber con tus clientes y consumidores. Tu empresa debe tener establecidas prácticas higiénicas, condiciones ambientales y operativas que abarquen todo el proceso productivo.
          • Porque es de obligado cumplimiento según la normativa europea. Los inspectores de sanidad te lo exigirán durante una inspección sanitaria. ¿Sabías que desde Proacciona contactamos con los inspectores y adaptamos la documentación del plan APPCC a las exigencias?
          • Porque ¡te ahorrará costes! El APPCC te permite tener todo el proceso bajo control: controlar el stock, los almacenes… Y, ¡muy importante! Llevar el control de la trazabilidad. En caso de tener que hacer una retirada de producto ante una alerta alimentaria, podrás hacerlo de forma rápida y eficaz, ahorrándote dinero y tiempo.
          • Porque es un requisito básico si quieres solicitar el registro sanitario.

          ¿De dónde proviene el APPCC? ¡Curiosidad!

          Este sistema de seguridad alimentaria nació en la NASA que, junto con la Compañía Pillsbury, creó un sistema capaz de detectar posibles fallos en cada una de las fases de sus operaciones y un conjunto de medidas con el objetivo de prevenirlos y corregirlos. El APPCC se adaptó y evolucionó sustituyendo a los antiguos modelos que aseguraban la seguridad alimentaria y que se basaban únicamente en analizar el producto final, de manera que la seguridad no siempre se garantizaba efectivamente. Sin embargo, el nuevo sistema permitió un enfoque en las fases o procesos de fabricación y manipulación más que en el producto final.

          ¿Qué son los Puntos Críticos de Control?

          El sistema de APPCC analiza los peligros en cada fase de la cadena de producción según su probabilidad y su gravedad pudiendo llevar a su determinación como Puntos Críticos de Control (PPC), siguiendo unos criterios conceptuales que se denominan árboles de decisiones. Estos son fases dentro del sistema de producción que se consideran indispensables para prevenir la aparición de un peligro y asegurar la seguridad del producto. Estas fases requieren una monitorización o sistema de vigilancia, es decir, unas medidas para comprobar que la fase se encuentra bajo control. Para ello se deben determinar unos parámetros fácilmente cuantificables y fiables que tengan una relación directa con el peligro. Por ejemplo, en los procesos de elaboración de conservas como el atún se considera PCC la fase de esterilización, una fase térmica destinada a eliminar los microorganismos del alimento. En esta caso el límite crítico sería la temperatura a la que llega el producto y el tiempo de este tratamiento, lo cual son ejemplos de parámetros fácilmente controlables y analizables. Los límites implicarán también un sistema de corrección que permita subsanar los errores en la fase cuando esta se salga de los límites, que siguiendo el caso anterior del atún, podría ser volver a pasar las latas por la fase de esterilización.

          ¿Qué son los Puntos de Control?

          Los PC o Puntos de Control, a diferencia de los anteriores, no implican un peligro para la seguridad alimentaria, pero sí son importantes para controlar la fase. Por ejemplo: la fase de cierre de unas bolsas de productos de bollería. El hecho de estar abiertas o presentar defectos supone un problema de calidad del producto por entradas de aire, así como por temas visuales. También para estos se establecen sistemas de vigilancia y de corrección.

          La determinación de los Puntos de Críticos de Control y los Puntos de Control debe realizarse con la ayuda de un técnico especializado en alimentación. Su determinación y las medidas que implican requieren de formación específica para evitar que se cometan errores conceptuales en el proceso.

          ¿Cómo puedo implantar un sistema APPCC?

          Realizar e implantar el plan requiere de unos conocimientos indispensables, por lo que se necesita personal especializado para su diseño, implantación y seguimiento. Este personal puede formar parte de la plantilla de la empresa alimentaria o bien se puede relegar esta misión a personal externo.

          En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, contamos con un equipo de técnicos especialistas en sistemas APPCC que pueden asesorarte y formarte. Para el correcto funcionamiento del sistema, el personal ha de ser consciente de su importancia y necesita formación adecuada a sus funciones dentro del sistema de producción. Deben conocer detalladamente su proceso y los riesgos que conlleva, así como la manera adecuada de controlarlos y actuar cuando se detectan fallos.

          La complejidad de su implantación y adaptación al esquema de empresas pequeñas y al sector de la hostelería hacen necesarias nuevas herramientas, como aplicaciones informáticas, que faciliten el control y la recolección de datos. En Proacciona, podemos ofrecerte diversas soluciones adaptadas a tu empresa, su tamaño y tu sector.

          Los 7 principios para implantar APPCC

          Se establecen 7 principios para implantar un plan APPCC:

          • Analizar los peligros;
          • Determinar los PCC;
          • Establecer límites críticos;
          • Establecer sistemas de vigilancia para los PCC;
          • Establecer medidas correctivas para cuando se detecten desviaciones en el sistema de vigilancia;
          • Establecer procedimientos de comprobación del funcionamiento del sistema;
          • Establecer un sistema documental para el sistema.

          Ventajas de implantar APPCC

          Aunque implantar el plan es obligado, ¡te contamos de qué ventajas te beneficiarás una vez lo hayas hecho!

          • Garantiza la inocuidad y la seguridad de los alimentos.
          • Garantiza que tu empresa cumple con la legislación vigente.
          • Permite tener bajo control todas y cada una de las fases de la cadena alimentaria y controlar aquellos aspectos que puedan alterar la higiene de los alimentos
          • Proporciona un sistema de autocontrol documentado.
          • Facilita la supervisión del sistema por parte de las autoridades competentes, es decir, por los inspectores de sanidad.

          En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años implantando APPCC y adaptándolo a la realidad concreta de cada obrador. Planificamos visitas y verificaciones internas para hacer un correcto seguimiento del plan APPCC y asegurarnos de que cumple con la normativa legal. Estamos al lado de las empresas en todo momento, para asesorarlas en aspectos legales y normativos, proponer mejoras y cambios, actualizar documentos, resolver problemas prácticos o no conformidades derivadas de actas oficiales. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

          ¿Te ayudamos?

          Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

            condiciones legales

            política de privacidad