BLOG

Todo lo que debes saber sobre los pescados que contienen mercurio
todo lo que debes saber sobre el mercurio

Comer pescado no es peligroso. El nivel de mercurio que se encuentra en los pescados no suele ser peligroso para el cuerpo humano, con lo que no pone en riesgo la salud. No obstante, es importante conocer cuáles son las especies que tienen una mayor concentración de este metal para evitar su consumo en la medida de lo posible. En este artículo te explicamos el impacto directo que tiene el mercurio en la salud junto a algunos consejos para regular su consumo.

¿Qué es el mercurio?

El mercurio es un metal que se crea de forma natural en el medio ambiente y a través de la contaminación industrial. Cuando este metal cae al agua y se acumula en los océanos, se convierte en mercurio metílico dentro del agua.

Los peces absorben este mercurio cuando se alimentan en esas aguas y se va acumulando en sus cuerpos. Al ser un metal que no se elimina de forma natural, hay algunas especies de pescados que son más propensas a acumularlo en su interior. Dependiendo del pescado que vayas a comer, los niveles de este metal pueden variar.

como se clasifican los huevos

Consecuencias del mercurio en el cuerpo humano

Al igual que ocurre con el pescado, no podemos expulsar el mercurio que consumimos de los alimentos. Nuestro organismo está diseñado para absorberlo y retenerlo en el tejido graso, el cerebro y los huesos.

La carga tóxica que genera el mercurio en el cuerpo humano es más perjudicial en el caso de las embarazadas y los niños menores de 10 años. Este elemento perjudica el sistema nervioso pudiendo causar un deterioro del desarrollo neurológico. Además, puede afectar directamente a varios órganos como los riñones, el hígado y los órganos reproductivos. Es importante tener claro que el mercurio no se puede eliminar de los alimentos, pero sí que se puede llevar un control del pescado que consumimos para evitar concentraciones altas.

¿Cuánto pescado se puede consumir?

Las recomendaciones del consumo de pescado varía en función al grupo de población en el que te encuentres. Sin duda alguna, los grupos más vulnerables a este metal son las mujeres embarazadas (o que estén amamantando) y los niños menores de 10 años.

Para empezar, no es recomendable que la población general coma más de 4 raciones a la semana de pescado con un contenido alto de mercurio. Por otro lado, las mujeres embarazadas y los niños menores de 10 años no deberían consumir este pescado. Únicamente los niños entre 10 y 14 años podrían comer unos 120 gramos al mes. En cambio, cualquiera debería poder consumir sin complicaciones entre 3 y 4 raciones de pescado con un contenido medio o bajo de mercurio a la semana.

¿Qué pescados tienen más mercurio?

Como hemos dicho anteriormente, la cantidad de mercurio que se acumula en el interior de los peces puede variar en cada una de sus especies. Teniendo esto en cuenta, podemos dividir a los pescados que más consumimos en dos grandes grupos: peces con un contenido bajo y peces con un contenido alto. Las especies no incluidas en estas listas, se considera que tienen un contenido medio de mercurio.

Los peces que tienen un contenido bajo en mercurio son: abadejo, anchoa/boquerón, arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, carbonero, carpa, chipirón, chirla, choco, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, limanda, lubina, mejillón, merlan, merluza, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón, sardina, sardinela, sardinopa, solla y trucha.

Por otro lado, los pescados con un contenido alto son: pez espada/emperador, atún rojo, tiburón, cazón, marrajo, mielgas, pintarroja, tintorera y lucio.

como se clasifican los huevos

Recomendaciones de consumo

Se han hecho muchos estudios sobre los pescados que más se consumen y sus niveles de mercurio. Gracias a ellos, podemos recopilar una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a llevar un consumo equilibrado y que no sea perjudicial para la salud. A continuación os damos algunos consejos en función a los resultados de estos estudios:

  • En general, es mejor consumir peces pequeños que no sean depredadores.
  • En el caso de que te gusten pescados como el atún rojo o el pez espada, es importante alternarlos con otros menos contaminados como el lenguado, la trucha…
  • Los niños y mujeres embarazadas (o en periodo de lactancia) no deberían consumir pescados grandes.
  • Otros alimentos como los mejillones, las almejas, pulpos, calamares, langostinos… tienen una baja concentración de mercurio.
  • El nivel de mercurio es mayor en los productos de pesca que en los de acuicultura.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?