BLOG

¿Cómo manipular alimentos correctamente? Las 4 claves

Es muy importante mantener la correcta higiene de los alimentos en todas las etapas de la cadena de producción. De lo contrario, podrían aparecer ciertas bacterias o agentes patógenos que causan enfermedades alimentarias y llegan a los alimentos a través de la contaminación cruzada. Desde Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria de Barcelona, te hemos preparado las 4 claves principales para manipular los alimentos de forma correcta.

Limpieza: Lavarse las manos y mantener el espacio limpio

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos antes y después de manipular alimentos, después de ir al baño, cambiar pañales y acariciar animales.
  • Las toallas para secarse las manos después del lavado deben ser desechables para que no se conviertan en un cultivo de bacterias.
  • Lavar las tablas de cortar, platos, utensilios y encimeras con agua caliente y jabón después de usarlos para preparar o manipular alimentos.
  • Es recomendable usar toallas de papel para limpiar las superficies de la cocina. En el caso de usar trapos, hay que lavarlos con frecuencia con un ciclo de calor.
  • Enjuaga las frutas y verduras frescas, incluidas las peladas, con agua corriente. En el caso de los alimentos con piel dura, frotalos con un cepillo limpio para frutas y verduras.
  • Recuerda limpiar las tapas de las latas antes de abrirlas.

Separación: Evitar la contaminación cruzada

  • Separa la carne, las aves, los mariscos y los huevos crudos de otros alimentos tanto en el carrito de la compra como en bolsas y en el refrigerador.
  • Usa una tabla de cortar para frutas y verduras frescas y otra para carnes, aves y mariscos crudos.
  • Nunca coloques alimentos cocidos en un plato con carne, aves, huevos o mariscos crudos a menos que el plato haya sido lavado con agua caliente y jabón anteriormente.
  • No reutilices los adobos que hayas usado en alimentos crudos a menos que se hayan hervido antes.
como se clasifican los huevos

Cocina: Cocinar cada alimento a la temperatura correcta

  • El color y la textura no son indicadores fiables de seguridad alimentaria. Independientemente del método de cocción, la única forma de asegurarse de que la carne, las aves, los huevos y los mariscos sean seguros para comer es usar un termómetro para alimentos. Estos productos deben alcanzar una temperatura interna mínima segura para destruir cualquier bacteria dañina.
  • Cocina los huevos hasta que las yemas y las claras estén firmes. No se deben usar huevos blandos para las recetas.
  • Cuando cocines en el microondas, cubre, revuelve e invierte los alimentos para que la cocción sea uniforme. Si no dispones de un plato giratorio, gira el plato a mano una o dos veces durante la cocción. Asegúrate de esperar un rato antes de usar un termómetro para alimentos y verificar la temperatura interna, lo que ayudará a terminar de cocinar.
  • Las salsas y las sopas deben hervir cuando las recalientes.

Refrigeración: Enfriar rápidamente

  • Refrigera o congela carnes, aves, huevos, mariscos y otros alimentos perecederos dentro de las 2 horas de haberlos cocinado o comprado. Si la temperatura ambiente excede los 90º F, debes refrigerarlos antes de 1 hora.
  • Nunca descongeles los alimentos a temperatura ambiente, como en una encimera. Tres formas seguras de descongelar los alimentos son: en el refrigerador, en agua fría y en el microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o en el microondas deben cocinarse inmediatamente.
  • Los alimentos deben dejarse adobando en el refrigerador.
  • En el caso de tener grandes cantidades de restos de comida, es recomendable distribuirlos en varios envases poco profundos para que tengan una refrigeración más rápida.
  • Asegúrate de que la temperatura del refrigerador está por debajo de los 40ºF y la del congelador a 0ºF o menos.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?