BLOG

Evitar la salmonella en restaurantes

La Salmonella es una de las principales causas de toxiinfecciones alimentarias en verano. Conocer los alimentos en los que se encuentra esta bacteria y seguir ciertas pautas para reducir su presencia al mínimo es fundamental para garantizar la seguridad alimentaria. Desde Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria de Barcelona, te explicamos todo lo que debes saber sobre la Salmonella y cómo evitarla.

¿Qué es la Salmonella?

La salmonella es una bacteria que comúnmente vive en los intestinos de los animales y humanos y se excreta en las heces. Puede encontrarse en alimentos como los huevos, aves, carne de res, leche y otros alimentos contaminados.

Cuando una persona come alimentos contaminados, puede contraer salmonelosis. Los síntomas generalmente comienzan de 8 a 72 horas después de la ingesta y generalmente incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal y muscular, diarrea, fiebre y escalofríos. Estos síntomas pueden durar de 4 a 7 días y por lo general no requieren hospitalización.

¿Dónde podemos encontrar Salmonella?

Cuando pensamos en salmonella, lo primero que suele venir a la mente son los huevos o el pollo, pero en realidad, hay muchos más alimentos que pueden estar contaminados con salmonela. Además, cualquier alimento puede transmitir esta bacteria a través de la contaminación cruzada. Algunos de los principales alimentos en los que podemos encontrar la Salmonella son:

  • Pollo, pavo y otras aves.
  • Carne de cerdo y vacuno.
  • Quesos hechos con leche cruda.
  • Mayonesa, tortillas y otros productos a base de huevo.
  • Verduras y ensaladas.
  • Zumos naturales.
Cultura de seguridad alimentaria

Consejos para evitar la Salmonella en un restaurante

Como hemos dicho anteriormente, la Salmonella se transmite por contacto entre los alimentos. No obstante, esta bacteria muere aplicando temperatura y con la acción de biocidas. Por eso, te damos algunos consejos de prevención para evitar la propagación de la salmonella en tu negocio de restauración:

  • Nunca uses platos que hayan estado en contacto con alimentos crudos para alimentos cocinados.
  • Cocina los alimentos a temperaturas superiores a 75ºC.
  • Lávate las manos con agua y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular alimentos, tocarte la ropa o el cabello, toser, ir al baño, etc.
  • Desecha las frutas y verduras dañadas, ya que es más probable que los microorganismos prosperen en ellas.
  • Desinfecta adecuadamente las superficies después de cada servicio.
  • Mantén la nevera a una temperatura mínima de 4ºC y el congelador a -18ºC.
  • Separa los alimentos crudos de los cocidos en el refrigerador o congelador y cuando los manipules.
  • Utiliza utensilios y, si es posible, una superficie diferente para cada alimento: crudos y cocidos, aves, carnes rojas, pescados, quesos, etc.

Consultoría en seguridad alimentaria de Barcelona

En Proacciona, consultoría alimentaria en Barcelona, ​​podemos asesorarte en la protección de los alimentos según la normativa vigente. Además, brindamos servicios de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP) para asegurar el control de calidad de los alimentos en todos los procesos productivos de la industria alimentaria.

Creemos que comprender los riesgos asociados con la Salmonella es importante para garantizar la seguridad alimentaria. Es importante apostar por la precaución, pero también lo es el control alimentario durante la producción, conservación y distribución de estos alimentos para evitar la propagación de gérmenes. Ponte en contacto con nosotros y te responderemos lo más pronto posible.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?