BLOG

La importancia de la flexibilidad en seguridad alimentaria
Flexibilidad en seguridad alimentaria

La flexibilidad en seguridad alimentaria hace referencia a la necesidad de que los requisitos del plan APPCC, obligatorio para las empresas alimentarias, sean lo suficientemente adaptables para poder aplicarse en todas las empresas. Esta puntualización forma parte del Reglamento (CE) 852/2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios. En este se establece la responsabilidad de las empresas alimentarias de crear, aplicar y mantener un procedimiento permanente basado en los principios del Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC).

Además del Reglamento (CE) 852/2004, también debe tenerse en cuenta el Real Decreto 1086/2020. De acuerdo con este, se regulan y flexibilizan determinadas condiciones de aplicación de las disposiciones de la Unión Europea en materia de higiene de la producción y comercialización de los productos alimenticios, y se regulan actividades excluidas de su ámbito de aplicación.

¡Sigue leyendo! Te lo explicamos con más detalle cómo se aplica la flexibilidad.

Límites de la flexibilidad

Por encima de todo, la flexibilidad no debe poner en peligro los objetivos de higiene de los alimentos y, dado que todos los alimentos fabricados de acuerdo con las normas de higiene circulan libremente en toda la Comunidad, el procedimiento por el cual los Estados miembros puedan aplicar la flexibilidad debe ser completamente transparente.

Flexibilidad en los puntos críticos

El Reglamento 852/2004 reconoce que en determinadas empresas alimentarias no es posible identificar puntos de control crítico. Por lo tanto, en algunos casos, las prácticas higiénicas correctas pueden reemplazar el seguimiento de puntos críticos. Así mismo, se establece que el requisito de establecer «límites críticos» no implica que sea necesario fijar una cifra límite en cada caso.

Flexibilidad en la documentación

Por otro  lado, el Reglamento establece que el requisito de conservar documentos debe ser flexible para evitar cargas excesivas para empresas muy pequeñas.

Métodos tradicionales

El Reglamento establece que la flexibilidad también es conveniente para poder seguir utilizando métodos tradicionales en cualquiera de las fases de producción, transformación o distribución de alimentos y en relación con los requisitos estructurales de los establecimientos. Así mismo, reconoce la flexibilidad como particularmente importante para las regiones con limitaciones geográficas especiales.

flexibilidad en el sector alimentario

Establecimientos que se acogen a la flexibilidad

De las medidas de flexibilidad del Real Decreto 1086/2020 destacan aquellas que conciernen a: 

  • Establecimientos pequeños de sacrificio animal. Pueden sacrificar, en sus instalaciones, animales (aves y conejos) criados en la propia explotación o que hayan cumplido la estancia mínima fijada, y respetando el límite de sacrificio anual.
  • Pequeños mataderos y establecimientos que elaboren carne picada. El Real Decreto prevé el establecimiento, por parte de la autoridad competente, de pautas propias respecto de los muestreos recogidos en la normativa general cuando el análisis del riesgo lo justifique. 
  • La venta directa de cantidades pequeñas de carne al consumidor final o a establecimientos de venta minorista. Se puede realizar en la propia explotación o en mercados ocasionales o periódicos, si la distancia entre la explotación y los mercados o establecimientos no supera los 100 kilómetros y se cumplen los requisitos de etiquetado fijados.
  • La comercialización directa de leche cruda.
  • La evisceración parcial de canales en mataderos.
  • La comercialización de ciertas especies de caracoles silvestres.
  • Los establecimientos de comidas preparadas que sirven a otros centros, como residencias de ancianos, hospitales, comedores escolares, medios de transporte, centros de día. El Real Decreto fija criterios homogéneos y requisitos para los menús testigo para la realización de los estudios epidemiológicos que sean necesarios (deben estar claramente identificados y fechados y se conservarán durante un mínimo de siete días a temperatura igual o inferior a cuatro grados centígrados).

¿Te ayudamos? En Proacciona somos expertos en seguridad alimentaria e implantación del plan APPCC. Nos encargamos de adaptar el plan a tu empresa conforme sus características y teniendo en cuenta el principio de flexibilidad. Además, con nuestra app homologada podrás hacer un seguimiento del plan APPCC de forma rápida y automatizada. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo. 

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?