BLOG

Normas básicas de higiene y conservación de alimentos cocinados

Conocer las normas básicas de higiene y conservación de los alimentos es fundamental para garantizar la seguridad alimentaria en tu cocina y evitar las toxiinfecciones. Desde Proacciona, queremos ayudarte a garantizar que tus alimentos son seguros dándote algunos consejos para la preparación y la conservación de los alimentos.

Normas para cocinar los alimentos de forma segura

  • Limpiar: Nuestras propias cocinas pueden ser fuente de enfermedades. Los animales, la basura o nosotros mismos podemos propagar las bacterias que contaminan los alimentos. Por ello, antes de manipular cualquier alimento, debemos lavarnos bien las manos con agua y jabón, y mantener limpias las superficies de preparación y cocción de los alimentos.
  • Separar: Los alimentos crudos pueden contener bacterias que pueden contaminar otros alimentos. Se deben utilizar diferentes utensilios de cocina para alimentos crudos y cocidos. También en el frigorífico, se conservarán en recipientes separados, protegidos por un cierre hermético.
  • Cocinar: La carne o el pescado crudos pueden contener bacterias. La ternera, el pollo, el cerdo, el bacalao, el salmón y otras carnes deben cocinarse a una temperatura de al menos 75 grados.
  • Enfriar: Se recomienda cocinar lo antes posible antes de comer, si no se puede cocinar, la comida debe guardarse en el refrigerador.

Consejos para conservar los alimentos cocinados

Una vez cocinados, en el caso de que no nos vayamos a comer los alimentos de forma inmediata, deben almacenarse de forma correcta. A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a conservar los alimentos almacenados evitando la proliferación de bacterias:

  1. Si los alimentos tienen condiciones especiales de almacenamiento, asegúrate de leer la etiqueta.
  2. Protege los alimentos de insectos, mascotas y otros animales.
  3. Cubre los alimentos con papel de aluminio, plástico para alimentos o un recipiente hermético antes de guardarlos en el refrigerador.
  4. Separa los alimentos frescos de los alimentos cocidos en el refrigerador.
  5. Come primero los alimentos que lleven cocinados más tiempo.
  6. No guardes los alimentos por largos periodos de tiempo, ni siquiera en el refrigerador.
  7. No mantengas los alimentos cocinados a temperatura ambiente.
  8. Desecha la comida que tenga moho, se vea mal, no sepa o huela mal.
Cultura de seguridad alimentaria

Manipula los alimentos de forma segura

Lavarse las manos

Lavarse bien las manos antes de cocinar es una de las reglas de higiene alimentaria más importantes. Para asegurarnos de no contaminar los alimentos, las manos deben lavarse a fondo antes y después de manipular cualquier alimento.

Separa la carne cruda

Separar los alimentos crudos de los cocidos es una de las medidas de higiene más importantes en la manipulación de alimentos, especialmente cuando se trata de carnes. Algunas carnes crudas contienen bacterias dañinas que pueden causar intoxicaciones y contaminar otros alimentos a su alrededor.

Controla las temperaturas

Cocinar hace que ciertos alimentos sean seguros para comer, y diferentes recetas requieren diferentes períodos de tiempo y temperaturas de cocción. Una forma de monitorear esto es usar un termómetro para alimentos: observa cómo sube la temperatura y se detiene en la temperatura correcta.

El estado de los alimentos

Comprueba siempre la fecha de caducidad del alimento y el estado del envase. Siempre que sea posible, compra alimentos frescos en lugares autorizados. Además, no compres empaques doblados o rotos, como latas que tienen abolladuras y sellos de seguridad dañados.

Almacenamiento de la comida

Los diferentes tipos de alimentos deben mantenerse a diferentes temperaturas. Por ejemplo, las lentejas deben almacenarse en la alacena, la leche debe almacenarse en el refrigerador y las verduras deben almacenarse en el congelador.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?