BLOG

Consejos para garantizar la seguridad alimentaria en Navidad

En vísperas de Navidad, muchas familias se reúnen en comidas y cenas para celebrar las fiestas. Ya sea en restaurantes o en casa, es esencial garantizar la seguridad alimentaria durante estas fechas. En estos eventos, se suele pasar mucho tiempo en la sobremesa, con los alimentos expuestos a temperatura ambiente o bien desperdiciando la comida que sobra.

En Proacciona, consultoría de seguridad alimentaria en Barcelona, contamos con una amplia experiencia en asesorar empresas del sector de la alimentación. En este artículo, os ofrecemos algunos consejos para garantizar la seguridad alimentaria durante las fiestas navideñas en los productos alimenticios que más se usan, así como las intoxicaciones más comunes.

¿A qué alimentos hay que prestar especial importancia?

Las gambas suelen ser la estrella en las cenas navideñas. Se ha demostrado que consumir el interior de la cabeza de la gamba puede suponer una mayor exposición al cadmio, aunque su consumo esporádico no representa ningún riesgo para la salud.

Hay que tener especial cuidado con los pescados y anisakis, garantizando que estén bien limpios y evitando consumirlos en crudo. La enfermedad provocada por parásitos que pueden estar presentes en los pescados se puede evitar mediante una correcta cocción del producto. Por ello, el pescado debe cocinarse durante unos 10 minutos a una temperatura igual o superior a 60 ºC. Si se va a consumir crudo, hay que asegurarse que está durante al menos las 24 horas antes en una temperatura inferior a – 20 ºC.

También es importante prestar atención a determinadas salsas, como la mayonesa. Si se hacen caseras es mejor hacer poca cantidad, puesto que el huevo que contiene el producto, dejado a temperatura ambiente durante la cena, puede desarrollar salmonela.

Para las personas alérgicas o intolerantes, es importante leer bien toda la lista de ingredientes y alérgenos que deben aparecer en las etiquetas de los productos. Así, garantizamos que todo el mundo pueda disfrutar de las comidas de forma segura.

Por último, también es importante tener en cuenta los postres. Aquellos productos con nata o crema en su relleno deben conservarse en refrigeración hasta el momento que vayan a consumirse. Se recomienda consumirlos máximo 24 horas después de su elaboración.

Consejos de seguridad alimentaria

Algunos consejos que se pueden seguir para asegurar la inocuidad alimentaria en estas fechas tan señaladas son:

  • No romper la cadena de frío. Este paso es sencillo si se sigue una correcta práctica de descongelación.
  • Fijarse en la fecha de caducidad o de consumo preferente. Así se evitará también el desperdicio alimentario.
  • Evitar la contaminación cruzada. Es importante seguir unas buenas prácticas higiénicas como lavar los utensilios de cocina cada vez que se usan, sobre todo cuando se tratan alimentos frescos. También recuerden un correcto lavado de manos.
Cultura de seguridad alimentaria

¿Qué hacer con las sobras de Navidad?

Durante las fiestas, suele sobrar comida, por lo que es importante guardarla correctamente para garantizar su inocuidad alimentaria y evitar a su vez el desperdicio alimentario. Algunos consejos son:

  • Guardar las sobras en un envase limpio, preferentemente de cristal, ya que conserva mejor las propiedades del alimento, son más seguros (no se rompen tan fácilmente como el plástico) y aíslan mejor.
  • Refrigerar la comida sobrante cuanto antes. No hace falta acabar de cenar si se prevé que algún plato va a sobrar. Es mejor guardarlo en la nevera lo más rápido posible.
  • Consumirlo durante los próximos días. Al ser un producto que ya ha sido cocinado o que ha estado expuesto ya a temperatura ambiente, no debe pasar mucho tiempo después para volver a consumirse.

Evitar toxiinfecciones alimentarias durante las fiestas navideñas

Las toxiinfecciones más comunes durante esta época del año son por listeria monocytogenes, salmonella, E. Coli, campylobacter y estafilococos. En nuestro blog encontrarás artículos específicos de las infecciones alimentarias más recurrentes provocadas por algunas de estas bacterias.

Para prevenir la proliferación de estos microorganismos es importante no dejar a temperatura ambiente durante mucho tiempo (máximo 2 horas) los alimentos. La gran mayoría de estas bacterias se reproducen a temperaturas de entre 30 y 37 grados, excepto la listeria, que también puede reproducirse en temperaturas de refrigeración.

En Proacciona, consultoría de seguridad alimentaria de Barcelona, somos expertos en asesorar y guiar empresas del sector de la alimentación en materia de seguridad alimentaria. No dudes en contactar con nosotros para implementar certificaciones que te ayudarán a conseguir los objetivos de prevenir y reducir riesgos en los productos alimentarios.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en nuestras redes sociales

Categorías

Formulario de contacto

¿Necesitas ayuda?