Información Obligatoria del Pan en el etiquetado

Información Obligatoria del Pan en el etiquetado

INFORMACIÓN ALIMENTARIA 

INFORMACIÓN OBLIGATORIA DEL PAN

¿Te gusta nuestro contenido?
Síguenos en nuestras redes sociales

El etiquetado del pan debe cumplir con los requisitos establecidos en el Reglamento 1169/2011 del 25 de octubre de la Unión Europea sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, así como con requisitos específicos para este alimento. Para ello, es esencial conocer y aplicar las diferentes denominaciones legales que existen para el pan según sus ingredientes y métodos de elaboración. A continuación, te hacemos un resumen de los aspectos más importantes recogidos en las nuevas fichas elaboradas por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña. 

Conocer todos los Reglamentos y requisitos que afectan, en cuanto a información alimentaria, a los productos de panadería, para realizar un correcto etiquetado, puede ser complejo. Por eso, en Proacciona estamos aquí para ayudarte. Rellena el formulario que encontrarás al final de esta entrada y nos pondremos en contacto contigo. 

 

Información Obligatoria Pan

¿Te ayudamos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

    condiciones legales

    política de privacidad


    Información alimentaria en el etiquetaje de alimentos

    Información alimentaria en el etiquetaje de alimentos

    ETIQUETAJE

    INFORMACIÓN ALIMENTARIA EN EL ENVASE

    ¿Te gusta nuestro contenido?
    Síguenos en nuestras redes sociales

    Un correcto etiquetaje de los envases con toda la información alimentaria de un producto es de obligado cumplimiento en la Comunidad Europea. Conocer todos los Reglamentos y excepciones que puedan afectar a tus productos en cuanto a etiquetaje es complejo. A continuación te contamos las obligaciones principales así como las excepciones más destacadas.

    ¿Prefieres que uno de nuestros técnicos en seguridad alimentaria te ayude personalmente? Rellena el formulario que encontrarás al final de esta entrada.

    Reglamento 1169/2011

    En 2011 dentro del ámbito de la Comunidad Europea se desarrolló un marco general para el etiquetaje de los alimentos y la información alimentaria destinado a armonizar las legislaciones de etiquetado de todos los países miembros. El objetivo era cumplir con una de las máximas europeas: el libre comercio. Las diferentes leyes de los países impedían una óptima circulación de los productos dentro del mismo mercado europeo, puesto que cada país se regía por unas leyes propias. De esta manera, el Reglamento 1169/2011 sentó las bases para un etiquetado común dentro de la Comunidad Europea.

    La formulación de este Reglamento en materia de etiquetaje está orientada a la protección del consumidor, permitiendo un mayor conocimiento sobre aquello que come. De esta manera, se derivan obligaciones que los operarios de empresa alimentaria (entendida como cualquier empresa del sector de la alimentación) deben cumplir.

    Una de las primeras máximas del Reglamento es que ninguna de la información incorporada debe ser fraudulenta o llevar a la confusión y/o engaño del consumidor. Cualquier consumidor, además, está en su derecho de señalar y comunicar errores malintencionados a la autoridad competente en esta materia (los gobiernos autonómicos y, a nivel nacional, la AECOSAN).

    Información alimentaria obligatoria

    La información que obliga a incluir este Reglamento es la siguiente:

    • La información sobre la razón social, es decir, el nombre y dirección de la empresa comercializadora;
    • La denominación del alimento;
    • Los ingredientes que componen el alimento, señalando los ingredientes alérgenos de manera distintiva;
    • La cantidad de producto;
    • Los valores nutricionales;
    • La vida útil, expresada como caducidad o consumo preferente;
    • Condiciones de conservación del alimento;
    • El modo de empleo cuando este no sea obvio;
    • En bebidas, el grado alcohólico cuando este sea superior a 1,2%;
    • País de origen.

    Especificaciones

    Estos son de manera genérica los aspectos a incluir en el etiquetaje. Sin embargo, el Reglamento desarrolla cada uno de los anteriores puntos encontrando excepciones a su inclusión, así como otras especificaciones.

    • Por ejemplo, la mención de los ingredientes debe ser siempre en orden decreciente, es decir, empezar con el que mayor peso tenga en la formulación hasta acabar con el minoritario.
    • En el caso de ingredientes compuestos por otros estos podrán incluirse tras el ingrediente entre paréntesis siguiendo el mismo criterio anterior o bien mencionarse como ingredientes en la lista completa también con el mismo criterio.
    • Aquellos alimentos en los que su denominación haga referencia a un ingrediente o en su envase se incluya la imagen de uno de estos, se incluirá tras el ingrediente el porcentaje que supone de la formulación.
    • El país de origen, a su vez, se incluirá cuando su omisión induzca a error, por ejemplo cuando la procedencia de un ingrediente sea diferente a la del principal.

    En el caso de los demás requerimientos, se pueden desarrollar muchos más criterios y excepciones por lo que es indispensable informarse bien sobre el Reglamento. Sin embargo, cabe destacar que el 1169/2011 se aplica sin perjuicio de demás disposiciones relativas al etiquetado. Es decir, los requerimientos pueden verse ampliados en según qué tipo de alimentos acorde con las legislaciones específicas para estos.

    Por ejemplo, según lo desarrollado en el 853/2004, todo producto animal debe incluir la marca oval, que no es más que el Registro sanitario de la empresa precedido de la nomenclatura del país (ES para España) y las siglas CE (Comunidad Europea).

    CURSOS

    El etiquetaje de los alimentos conlleva un gran conocimiento legislativo, no de un único Reglamento, sino de diversos. Por esta razón suele ser difícil de gestionar para el operario alimentario sin conocimientos técnicos sobre este campo.

    En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años en el sector. Ofrecemos un amplio abanico de servicios en el ámbito de la seguridad alimentaria entre ellos cursos orientados a un correcto etiquetaje de productos alimentarios.

    Estamos totalmente comprometidos con la calidad e inocuidad alimentaria y planteamos soluciones para las pymes que se basan en visitas periódicas a las instalaciones de la empresa, así como seguimiento en línea y apoyo en el día a día. Nos caracterizamos por ofrecer un asesoramiento continuo y de calidad, poniéndonos en la piel del fabricante desde el primer momento. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

    ¿Te ayudamos?

    Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

      condiciones legales

      política de privacidad


      Materiales en contacto con alimentos

      Materiales en contacto con alimentos

      Seguridad alimentaria

      Materiales en contacto con alimentos

      ¿Te gusta nuestro contenido?
      Síguenos en nuestras redes sociales

      Los materiales en contacto con alimentos (MCA) son todos aquellos objetos y materiales que tienen o pueden tener un contacto directo con un alimento durante los procesos de producción, procesamiento, almacenamiento, preparación y servicioEntre ellos se encuentran: recipientes destinados al transporte de alimentos, maquinaria utilizada en su procesamiento, materiales de envasado, utensilios de cocina, vajillas, etc. Con el objetivo de garantizar la seguridad de los MCA, y de cara a facilitar la libre circulación de mercancías en la Unión Europea, existen una serie de controles y requisitos legales.

      Regulación de los materiales en contacto con alimentos

      La necesidad de regulación de los materiales en contacto con alimentos responde a la implicación de estos en la salud pública. Del envase o elemento pueden desprenderse partículas que son absorbidas por la matriz del alimento e, ingeridas por el consumidor, pueden tener un efecto tóxico o nocivo para su salud. Por ello, la Unión Europea desplegó una serie de normativas destinadas a controlar y regular envases y otros elementos. Fue en 2004 cuando se publicó el primer Reglamento 1935/2004 sobre estos productos. Así mismo, se hizo patente la necesidad de una nueva normativa que si situase en paralelo con los avances científicos en el campo de envases y materiales: los materiales y objetos activos e inteligentes.

      Los objetos y materiales activos, a diferencia de los otros elementos del envasado, están diseñados para una interacción positiva entre ellos y el alimento. Estos elementos liberan y/o absorben sustancias del alimento o su entorno aportando un claro beneficio como, por ejemplo, la retención de humedad. Los objetos y materiales inteligentes, por otro lado, están destinados a dar información sobre el alimento, como por ejemplo la rotura o el mantenimiento de la cadena del frío. Tanto activos como inteligentes, estos objetos y materiales no deben afectar negativamente al alimento con la liberación o captación de sustancias. 

      A grandes trazos, esta normativa se enfocó a la seguridad alimentaria, estableciendo una lista de familias de materiales aceptados para materiales en contacto con alimentos, y posibles medidas futuras para su control. De igual manera, se establecieron requerimientos de trazabilidad, estrechamente ligados a la seguridad del producto. Todo elemento destinado a entrar en contacto con alimentos debe ser trazable, es decir, debe contener la información que permita el seguimiento del producto a lo largo de la cadena de producción. 

      Plásticos

      Debido al grado de interacción entre los materiales plásticos y el entorno, mucho mayor que en otros materiales, la Comunidad Europea creó en 2011 una estricta ley de regulación de estos. Esta ley, a diferencia de la anterior, sí recoge límites específicos para la migración de elementos al alimento: un máximo de 60mg/kg. Esto hizo patente la necesidad de los llamados análisis de migración, analíticas en las que se miden los niveles de migración del producto.

      En 2016 se añadió a esta regulación, el control de las condiciones de ensayos, los simulantes y otros parámetros. Los simulantes son compuestos que permiten imitar las condiciones de diferentes alimentos (ambientes ácidos, ambientes grasos, etc.) y así obtener unos datos extrapolables a la naturaleza de las diferentes familias de productos. La normativa estableció, además, que no únicamente debían usarse los simulantes para el material en contacto con el alimento, sino que las condiciones del tratamiento del envase durante el almacenamiento y procesado del producto alimenticio, también debían tenerse en cuenta. La responsabilidad de estas analíticas no está implícita en la legislación, por lo que es común la discusión sobre quién debe asumir el coste de analíticas específicas de migración para las condiciones del alimento, si el fabricante de los materiales en contacto con alimentos o bien el productor del alimento.

      Paralelamente, podemos encontrar el Reglamento 282/2008 que regula de manera específica la realización de operaciones de reciclaje para fabricar plástico para contacto alimentario.

      Retos de futuro

      Los grandes avances en ingeniería de materiales han permitido el desarrollo de envases y materiales perfectamente seguros para el contacto alimentario, desde capas protectoras situadas entre el envase y el alimento para prevenir migraciones, a desarrollar materiales con poca capacidad de interacción. Las alertas relacionadas con envases y materiales de envasado son bajas, lo que muestra, en parte, el gran control sobre estos elementos. Sin embargo, los retos de futuro se sitúan en, no solo en regular de forma más específica los materiales, sino en incluir otros elementos como las tintas o los adhesivos. La dificultad y complejidad de la medida y análisis de estas sustancias son, en parte, la causa de que aún no hayan sido reguladas. 

      En Proaccionaconsultoría en seguridad alimentaria de Barcelona, llevamos más de 15 años asesorando a empresas del sector de la alimentación. Ofrecemos un amplio abanico de servicios en los ámbitos de la seguridad alimentaria: implantación y seguimiento del plan APPCC, certificación IFS (IFS Food y IFS Logistics), certificaciones BRC (BRC Food y BRC Packaging) y FSSC 22000. Estamos totalmente comprometidos con la calidad e inocuidad alimentaria y planteamos soluciones para las pymes que se basan en visitas periódicas a las instalaciones de la empresa, así como seguimiento en línea y apoyo en el día a día. Nos caracterizamos por ofrecer un asesoramiento continuo y de calidad, poniéndonos en la piel del fabricante desde el primer momento.

      ¿Te ayudamos?

      Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

        condiciones legales

        política de privacidad


        Cadena de frío en logística: ¿Qué es y por qué es importante?

        Cadena de frío en logística: ¿Qué es y por qué es importante?

        SEGURIDAD ALIMENTARIA Y CALIDAD

        Cadena de frío

        ¿Te gusta nuestro contenido?
        Síguenos en nuestras redes sociales

        Controlar la cadena de frío es imprescindible para garantizar la seguridad alimentaria y la calidad de los productos. La cadena de frío va desde la producción hasta el consumo, pasando por el almacenamiento y la distribución. Es clave que en estas etapas se mantenga una temperatura constante para que los alimentos no se estropeen, a pesar de estar en movimiento.

        La certificación BRC Storage and Distribution avala un buen control de la cadena de frío, entre otros aspectos, y es un sello de calidad muy valorado en el sector. En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años ayudando a empresas como la tuya a certificarse en BRC, acompañándolas en todo momento, resolviendo cualquier duda y proponiendo mejoras. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

         Cadena de frío

        ¿Te ayudamos?

        Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

          condiciones legales

          política de privacidad


          ¿Qué es el Anisakis y cómo lo podemos prevenir?

          ¿Qué es el Anisakis y cómo lo podemos prevenir?

          ¿QUÉ ES Y CÓMO LO PODEMOS PREVENIR?

          ANISAKIS

          ¿Te gusta nuestro contenido?
          Síguenos en nuestras redes sociales

          El anisakis es un gusano parásito del género de los nematodos, al que se le conoce por ser el causante de la anisakidosis. Una enfermedad que se caracteriza por provocar cuadros de cólicos gastrointestinales y una fuerte inflamación, a causa de la penetración de la larva en nuestra mucosa intestinal. En algunos casos, también puede provocar síntomas de reacción alérgica como urticarias, edemas y en los casos más graves, incluso shock anafiláctico.

          La enfermedad suele aparecer aproximadamente durante las 24-48 horas siguientes a la ingestión de las larvas vivas del parásito. Una vez contraída la enfermedad, el único tratamiento posible radica en la extracción de las larvas por endoscopia, ya que los tratamientos antiparasitarios se ha demostrado que no son efectivos. De aquí radica la importancia de los métodos de prevención, que son lo más efectivo frente a esta enfermedad.

          Principales causas

          La causa por la que podemos sufrir anisakidosis es la ingestión del parásito vivo a través de pescado crudo o poco hecho. La mayoría de la población es consciente de este problema y sabe qué es el anisakis, pero existe la falsa creencia que este no llega a las zonas costeras del mediterráneo. Creencias incorrectas puesto que, aunque sí existe una diferencia de infestación (es decir, grado de expansión del parásito) entre el océano Atlántico (incluido Mar Cantábrico) y el Mar Mediterráneo, el gusano se encuentra en los pescados de ambas zonas.

          La mayoría del anisakis se encuentra en las vísceras del pescado, en especial el hígado, desde el cual se mueve y migra a otros tejidos tras la muerte del animal. Su presencia en músculo es realmente baja, a no ser que el pescado este altamente contaminado por este parásito

          Es común en pescados en los que la evisceración se ha hecho de manera tardía, ya que fuerza al parásito a migrar hacia las paredes del tejido. Es por ello, que es muy importante retirar lo más rápidamente posible las vísceras del parásito, y mantenerlas lejos del pescado limpio.

          Por otro lado, a diferencia de lo que se creía, los últimos estudios han demostrado que los crustáceos no pueden transmitir anisakis a las personas, por lo que, aunque la recomendación de cocinarlos bien sigue teniendo validez para prevenir otras enfermedades de transmisión alimentaria, no es imprescindible. 

          ¿Cómo lo podemos prevenir? 

          Es cierto que la presencia de anisakis en el pescado no puede evitarse ni eliminarse, pero sí se puede evitar la enfermedad producida por este. Por suerte, el anisakis es muy sensible a las temperaturas excesivas, tanto altas como bajas, por lo que es fundamental cocinar el pescado correctamente por ambos lados durante unos cinco minutos, evitando dejar zonas crudas o poco hechas. Cuando el consumo se vaya a realizar crudo, es importante congelar el producto a -20 ºC durante cinco días.

          Estas mismas directrices deben ser cumplidas por todos los establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o que elaboran estos productos para su venta al consumidor final, tal como marca de forma obligatoria la legislación vigente sobre Seguridad Alimentaria en la Comunidad Europea. Además, la legislación nacional obliga a dichos establecimientos a informar a los consumidores que los productos que van a ser consumidos crudos o tras una preparación insuficiente para matar a los parásitos, han sido sometidos a congelación.

          En Proacciona, consultoría en seguridad alimentaria en Barcelona, llevamos más de 15 años ayudando a empresas como la tuya a controlar la seguridad alimentaria de sus productos y procesesos, implantando APPCC y adaptándolo a sus necesidades. Planificamos visitas y verificaciones internas para hacer un correcto seguimiento del plan APPCC y asegurarnos de que cumple con la normativa legal. Estamos al lado de las empresas en todo momento, para asesorarlas en aspectos legales y normativos, proponer mejoras y cambios, actualizar documentos, resolver problemas prácticos o no conformidades derivadas de actas oficiales. Rellena el formulario que encontrarás a continuación y nos pondremos en contacto contigo.

          ¿Te ayudamos?

          Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

            condiciones legales

            política de privacidad


            Inspecciones de sanidad en empresas alimentarias

            Inspecciones de sanidad en empresas alimentarias

            Empresas alimentarias

            Inspecciones de Sanidad

            ¿Te gusta nuestro contenido?
            Síguenos en nuestras redes sociales

            Las inspecciones de sanidad son auditorías realizadas por un inspector oficial del Estado en nombre del Departamento de Salud Pública o afines de la autoridad competente.

            En el caso de Cataluña, las inspecciones para establecimientos no suscritos al RSIPAC (Registro Sanitario de Industrias y Productos Alimentarios de Cataluña) reciben visitas de inspectores municipales, mientras los que poseen RSIPAC y, por consiguiente, RGSEAA (Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos), están sometidas también al control autonómico y estatal.

            Desarrollo de las inspecciones de sanidad

            Los inspectores oficiales pueden aparecer para realizar inspecciones de sanidad sin necesidad de notificación previa, por lo que es necesario estar siempre preparado y cumplir con los requisitos exigibles por el Estado.

            El cuándo es siempre desconocido, a menos que el inspector realice una primera toma de contacto. Sin embargo, la solicitud de inscripción en el Registro Sanitario implica una inspección de sanidad inicial para la ratificación y concesión del mismo. Otros motivos de visita pueden ser denuncias o quejas recibidas por la Administración.

            Las visitas se desarrollan en torno a la documentación del sistema de aseguramiento de seguridad alimentaria, por lo que esta información debe estar siempre disponible y adaptarse completamente a la empresa.

            . Es común el uso de plantillas generales que no se ajustan a la realidad empresarial o del establecimiento, lo cual acaba siendo uno de los principales motivos de una resolución negativa de la inspección.

            La revisión de la documentación se realiza in situ, es decir, se compara lo descrito con lo realizado. Una falta de seguimiento, pese a una buena documentación, es siempre motivo de resoluciones desfavorables. Por esta razón, es muy importante realizar un seguimiento, y monitorizar el funcionamiento y efectividad del plan. Así, en caso de imposibilidad de aplicación, podría adaptarse de la manera más sencilla y realizable, cumpliendo siempre con los estándares sanitarios.

            Por ello, cada vez es más común la presencia de personal responsable de estos sistemas dentro de la empresa, o bien la externalización del mismo a través de servicios de consultoría.

            Las herramientas y el sistema se evalúan siguiendo la normativa sanitaria vigente, por lo que todos los fallos detectados por el inspector deben corregirse para cumplir con las obligaciones legales en materia de salud pública.

            El resultado será un acta de inspección de Sanidad, en la cual se detallarán los defectos encontrados a subsanar y, posteriormente, se dará un plazo máximo de corrección de los mismos, tras el cual se realizará una segunda inspección.

            Resultados desfavorables de inspecciones de Sanidad

            Los resultados desfavorables suelen ser uno de los motivos que llevan a la contratación de servicios de consultoría y aplicación del sistema. Sin embargo, es recomendable anticiparse para prevenir problemas con la Administración Pública desde un inicio.

            Una segunda inspección desfavorable abre la posibilidad del inicio de un requerimiento de sanción, es decir, una declaración de intenciones que implica que un tercer no cumplimiento llevaría al establecimiento de una sanción o multa.

            Así mismo, las sanciones pueden llevar al cierre temporal o permanente de la actividad según su severidad, por eso es imprescindible tomarse las inspecciones de sanidad en serio.

            Es de gran importancia actuar con rapidez frente a resultados desfavorables de una inspección de sanidad. De no disponer de los conocimientos necesarios, es conveniente contactar con un técnico o especialista para corregir los problemas encontrados por el inspector.

            Una actuación a tiempo ayuda a prevenir una gran cantidad de inconvenientes que podrían desarrollarse al no corregir los defectos. Por eso, desde Proacciona te ayudamos a cumplir con los estándares sanitarios y a pasar con éxito estas inspecciones.

            ¿Te ayudamos?

            Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

              condiciones legales

              política de privacidad